Ahora que hemos superado los límites de lo que puede hacer un reloj deportivo con GPS, te toca a ti superar los tuyos.