La primera Ultra Trail de las Fortalezas que se disputó en Cartagena, organizada por la Armada y el Ayuntamiento de la Ciudad, congregó a 300 superdotados que se embarcaron desde las cero horas del pasado sábado en esta aventura de 111 kilómetros de recorrido y casi 4.500 metros de desnivel, que les llevó por las castillos y baterías de costa más próximos a la base naval, para posteriormente discurrir por singulares parajes del municipio como las Canteras Romanas, la Torre Rubia y Torre del Moro, La Rambla del Cañar, las baterías de costa del Atalayón, Castillitos, Jorel, Garabitos y la Batería del Roldán, para finalizar en la Escuela de Infantería de Marina.

Al final completaron la prueba 207 corredores entre los que se encontraba nuestro compañero Basi que logró llegar a la meta en un tiempo de 17:45:47, en el puesto 83 de la clasificación general y en el 35 de los 101 participantes en su categoría. Grande Basi, enhorabuena!

Tiempos parciales en los diferentes puntos de control:
34,6 km – 04:17:09 – 07:26 min/km
67,5 km – 08:29:16 – 07:33 min/km
80,0 km – 10:51:34 – 08:09 min/km
111,0 km – 17:45:47 – 09:36 min/km

Añadimos el comentario de lo vivido en primera persona:

“La carrera empieza a las 12 de la noche con un paisaje nocturno encantador. Se divisa las luces de la ciudad y se dibuja el perfil de las murallas y de toda la costa con las luces desde lo alto de las colinas que vamos subiendo.

Me llamó la atención cuando bajamos por la noche y atravesamos las bulliciosas calles repletas de gente marchosa animando.

El temido cansancio no apareció hasta el amanecer, obligándome a desayunar barrigas y algún gel. Esto me dio fuerzas para seguir el día a buen ritmo. Pero a medida que pasan los kilómetros, el volumen, el cansancio, empiezan a pasar factura psicológica y físicamente. Bajo el ritmo. Pero los espectaculares paisajes naturales por los que pasa la carrera en sus últimos 30 km me dan fuerza para seguir disfrutando, no sin sufrimiento, ya que es en esta parte cuando se acumula la mayor parte de desnivel positivo.

En cuanto a la organización, -realizada por militares-, es perfecta, a falta de más señales indicadoras, que hacen falta siempre. El compañerismo demostrado sobretodo por los participantes lugareños, hizo que fuera especialmente entrañable por su información, ayuda y chispa en momentos difíciles 😉

Si me preguntáis si la recomiendo, os respondería que si os gustan las ultras de largas distancias, y sabéis disfrutar de ellas, es una carrera rápida, y diferente. Porque todas son distintas… así que .. ¿por qué no? 🙂 ”

—Basi

Nos vemos en la montaña…