Ayer se celebró en Peñíscola la III edición del Triatlón MD Peñíscola, organizado por el club de triatlón TRITAN. Los cerca de 500 participantes que iniciaron la prueba, cubrieron a nado 2.100 metros, pedalearon sobre sus bicis 90 kilómetros para terminar en una carrera a pie sobre una distancia de 21 km, completando con el exigente recorrido del único triatlón de distancia half ironman que se celebra en la provincia de Castellón.

Entre los participantes se encontraba nuestro compañero José Vaquer que debutaba en esta distancia batiendo sus expectativas iniciales con un tiempo de 5h 8’ 40” y los siguientes parciales:

Posición Tiempo
Natación 2,1 km 331 00:39:23 1,45 min/100 m
Box 1 00:04:14
Carrera en bicicleta 90 km 261 02:50:11 31,55 km/h
Box 2 00:01:29
Carrera a pie 20 km 184 01:33:23 4,55 min/km
Diferencia con el ganador 00:56:12

Crónica

A las 7:30 se daba la salida de la prueba con el segmento de natación, consistente en dar la vuelta completa al tómbolo donde se ubica el castillo. Afortunadamente, el mar se encontraba muy tranquilo facilitándonos el nado a los participantes, el cual, salvo los inevitables golpes y encontronazos normales de las primeras boyas transcurrió sin ningún sobresalto destacable. Señalar de este sector la belleza de una perspectiva impresionante del castillo, mereció la pena detenerse algunos instantes para disfrutar de ella.

Finalizado el segmento de natación seguíamos con los 90 km en bici, donde se daban tres vueltas a un circuito formado por las poblaciones de Càlig, Cervera y Sant Jordi. Un circuito con cerca de 1.000 metros de desnivel positivo acumulado, con continuas subidas y bajadas. Un circuito que no te da un metro de tregua, te exige en todo momento máxima concentración para mantener un ritmo medio constante, para ello me obligaba en los kilómetros llanos para compensar el tiempo invertido en las subidas. Por su perfil es un circuito puramente de fuerza, y la dosificación de los esfuerzos cobra mayor importancia sabiendo que los 20 km de carrera a pie que te esperan tampoco son precisamente llanos y cómodos. Hay que destacar de este segmento el perfecto asfaltado de todo el recorrido. Afortunadamente la meteorología se alió con nosotros, la ausencia del viento que suele aparecer en esa zona del interior de la provincia, no añadió más dificultad al discurrir de la prueba ciclista. Y de la bici, a las zapatillas de correr.

El paseo de Peñíscola se encontraba abarrotado de gente recibiéndonos en boxes, justo antes de iniciar una exigente media maratón a pie por los parajes de la Serra d’Irta. Dos vueltas a un circuito de 10 km en el que se combinaban el asfalto y la pista de tierra. Dos rampas al inicio del circuito nos recordaban que participábamos en un half ironman y que los desniveles no deben importar a quien se enfrenta a un reto semejante. En total son 12 rampas que, acaban siendo bastante duras. Es en este sector donde el cansancio acumulado hace acto de presencia con mayor crudeza, ahora es donde se ve reflejada en el rostro de los corredores la dureza de estas pruebas. La prudencia y el conservadurismo fue la táctica principal que decidí seguir en este sector, viendo que mi cuerpo era incapaz de aumentar el ritmo, decidí intentar mantenerlo. En estos momentos se trata de resistir y continuar corriendo, porque un metro más, es un metro menos para cruzar la línea de meta. Destacar el calor recibido por las personas repartidas por todo el circuito que nunca dejaron de jalear a todos los triatletas, cualquier aplauso, palabra de ánimo es siempre bien recibido por quien va con las fuerzas justas. Crearon un ambiente increíble.

No queremos olvidarnos de la labor realizada por los voluntarios, parte fundamental en el éxito de cualquier prueba deportiva y felicitar a la organización por el éxito de la prueba.

—Jose

Y a las 4h 12’ de haber empezado esta travesía cruzaba la línea de meta en primer lugar: Sergio Juan Sanchís seguido por Frederic Loree y de Jordi Pascual Sales.

No queremos olvidarnos de la labor realizada por los voluntarios, parte fundamental en el éxito de cualquier prueba deportiva y felicitar a la organización por el éxito de la prueba.

Nos vemos en el mar y la carretera…