Els Bastions Skyraces presenta tres distancias distintas: Ultra de 90 km y +6.000 m; Trail de 65 km y +3.800 m; y Marathon 50 km y +2.900 m. Esta edición contaba con la participación de Iker Karrera Aramburu en la Ultra y Núria Picas en el Marathon. Crónica de las carreras.

Nuestros corredores Basilio Carda y Sari Márquez participaron este año en el Marathon Els Bastions. Esta carrera de 50 km y 2.900 m de desnivel positivo y 2.900 m de desnivel negativo, con salida y llegada a Ribes de Freser permite coronar uno de los bastiones más emblemáticos de la Vall de Ribes, el Torreneules, y su vecino, el Balandrau. A pesar de no tener el kilometraje clásico de un maratón, por la orografía del terreno, esta prueba es la Marathon dels SkyRaces. La altura media por la que transcurre la prueba es 1.828 m y alcanza la cota máxima en el pico Balandrau (2.585 m). La prueba esta limitada a 400 corredores y es puntuable con un punto para la UTMB® 2016.

Los resultados de nuestros representantes fueron los siguientes:

Basilio

Posición Posición VM Puntos de paso
Collet Núria Pardines Llegada
118 47 01:45:08 03:52:11 08:53:20 10:08:16

Sari

Posición Posición VF Puntos de paso
Collet Núria Pardines Llegada
117 1 01:45:13 03:52:04 08:49:56 10:08:14

 

Sari fue nuestra sorprendente campeona en su categoría. Enhorabuena campeona!

Llegada a meta

Imagen por: Francesc Salazar

Os dejamos su crónica:

Empecé con los nervios típicos de carrera, pero con la idea de disfrutar al máximo de la alta montaña. Mi estrategia a priori era llegar con piernas al Balandrau. El comienzo fue muy duro porque sabía que nos esperaban 9 km seguidos de subida, con el inconveniente de que no me sentó nada bien el desayuno (mi asignatura a mejorar), pero rendirse no estaba esta vez entre mis posibilidades, así que, tras vomitar en el km 3, seguimos subiendo a ritmo lento hasta el primer control. La subida fue muy dura, y mis condiciones no deseables, pero el entrenamiento llevado hasta aquí, te hace fuerte para seguir adelante marcando la diferencia. Cuando llegamos al control en Núria (ya a 2.000 m), paramos más tiempo del debido, pero necesario para comer algo y coger fuerzas para seguir. Los controles eran especialmente interesantes en todo tipo de nutrientes y alimentos. En cuanto comí me sentí con fuerzas para continuar, y a partir de ahí, todo fue de menos a más. Continuamos subiendo hacia el collado de Torreneules y ya en la subida, iba recuperada, disfrutando y cada vez más fuerte, después bajar y correr por el Valle hasta encontrar el camino que nos llevaba en ascenso directo hasta el pico más elevado de nuestra carrera, el Balandrau. La ascensión fue dura pero el sendero no era demasiado técnico. En cuanto hicimos cumbre, pasando antes por el control reglamentario, nos esperaban casi 10 km de bajada y yo me encontraba bien, con piernas para bajar hasta el pueblo de Pardines. Así que hasta ahí, todo fue correr, por un entorno precioso, con un clima suave, y casi sin nivel técnico de bajada. Es increíble como el ajetreo de una carrera puede ambientar y cambiar por un día la implicación de Pardines. Mucha gente aplaudiendo, animando y ayudando. Nos quedan 7 km para Ribes de Freser: meta. Pero ya no es bajada, son toboganes y repechones. Los 2 últimos km, parece mentira, los más técnicos en bajada de toda la carrera. Y de pronto ya se oye la meta! Satisfacción. Lo conseguí!.
Preguntamos la clasificación, sabía que había ocho mujeres inscritas en mi categoría. Quería saber, como siempre, dónde me había quedado. Enorme alegría cuando me dijeron que la primera de mi categoría, no me lo podía creer!. No puedo explicar todo lo que sentí, pero sí resumirlo: Feliz!. Era la mejor recompensa a todo el trabajo realizado.

— Sari

Nos vemos en al montaña…